Rincón familiar

En 1960 se casa con Emilio Sanz Herreiz, fija su residencia en Madrid y fruto de su matrimonio son sus tres hijos Miguel Ángel, Mª Teresa y Emilio. A partir de este momento se dedica a pintar y asistir a convocatorias y concursos de pintura.

De 1976 a 1994 reduce su producción artística y se dedica a la docencia en las materias de dibujo artístico y técnico en bachillerato, obteniendo plaza de profesora titular en propiedad en 1981. Realiza su labor docente en los institutos García Morato, Orcasitas y Gran Capitán de Madrid.

____________________________________________________________________________________

IMÁGENES

GALERÍA DE IMÁGENES FAMILIARES DE TERESA SANTOS

Teresa Santos retratada por sus nietos

____________________________________________________________________________________

A TERESA  por Emilio Sanz Herreiz

¿Qué es mi soledad?

Son tus silencios

No escucho el deslizar de tu pincel sobre el lienzo, el ambiente no está

perfumado del olor de tus pinceles, no siento los silencios, tus silencios, al verte

contemplar la realización de tu obra, tus dudas y asentimientos y tu lucha por

conseguir lo que buscas

Ahora veo la soledad en tu caballete y una lágrima errante se da en resbalar

Esa es mi soledad

¿Qué es mi tristeza?

Como me duelen tus bellos ojos en mi memoria

Los sueños de tus futuras obras… y no podías rendirte ante la adversidad y

luchabas con todas tus fuerzas, sin desaliento

Yo recordando el esfuerzo sobrehumano, sin poder evitar el triste final

Mis ojos se humedecen y mi memoria se nubla… sin tu presencia sólo queda

Recordar

Mi tristeza es esa realidad

Mi recuerdo

El recuerdo de los niños… ese lujo familiar. La familia con la que tanto gustabas

estar y a la que tanto querías agasajar

Las andanzas de viajes que pudimos realizar y otros que sólo pudimos soñar

Las veces que paseamos por las salas de arte, museos, jardines y paisajes

del natural… esos recuerdos nadie nos los puede quitar

El amor es tu ausencia y tu presencia, del alba hasta el amanecer, estar con la

mente en tu persona y en tus cosas. En tu paleta, en tus colores ocres de

Castilla o en los dorados otoñales que tanto te gustaba pintar. El no poder

pensar en otras cosas que no sean las ilusiones que siempre te desbordaban y

contagiabas a los demás, en tu generosidad, en tu desinterés por lo material.

Por eso dónde yo esté presente tu nunca estarás ausente, porque siempre

Estará mi Amor por ti.

Gracias Teresa

Emilio


All content © Copyright 2017 by TERESA SANTOS.
Subscribe to RSS Feed – Posts or just Comments

Web by Conocimiento Práctico
Theme by Graph Paper Press